Septiembre 2006

 

CANDIDIASIS VAGINAL: infección producida por levaduras.

   
 

La candidiasis vaginal es una infección causada por un hongo llamado Cándida o levadura que se localiza en la vulva y/o vagina. Casi un 75% de todas las mujeres adultas han tenido al menos una infección genital producida por levaduras en su vida. Se trata de una afección muy común: toda mujer ha padecido una incomodidad similar al menos una vez en la vida, a cualquier edad, manteniendo o no una vida sexual.

 

Esta infección produce una especie de flujo maloliente, espeso, blanco-amarillento que puede estar acompañado de picazón, ardor e inflamación. También puede causar dolor al caminar, orinar o tener relaciones sexuales.

La candidiasis vaginal puede ser un problema ocasional incluso para la mujer más sana. Sin embargo, es más común y más severo en el caso de las mujeres cuyos sistemas inmunológicos se encuentran debilitados.

 

La Candida albicans es un organismo muy común y distribuido por todo el mundo.

Aproximadamente el 25% de las mujeres tienen este microorganismo sin que se presente ningún síntoma de enfermedad.

Los síntomas aparecen cuando el equilibrio entre los microorganismos que normalmente habitan en la vagina se pierde y la población de Candida albicans aumenta en relación con la de los otros microorganismos. Esto sucede cuando el ambiente en la vagina presenta ciertas condiciones favorables que permiten que la Candida albicans crezca y se nutra.

 

 

Este hongo se encuentra siempre presente en pequeñas cantidades en la boca, la vagina, el canal digestivo y la piel. Entre las personas sanas, las bacterias “amistosas” y el sistema digestivo impiden que el hongo produzca una infección. No obstante, cuando el sistema inmunológico se encuentra debilitado o deteriorado, es más probable que la Cándida crezca y cause la enfermedad.

 

 

Síntomas:

Picor o irritación vulvar: es el síntoma mas frecuente y molesto.

Dolor: la vagina y la vulva están inflamadas, lo que produce enrojecimiento y dolor. El rascado puede empeorarlo. Pueden aparecer úlceras en la vagina y en la vulva.

Flujo vaginal: es más denso de lo normal, habitualmente blanco y con un aspecto similar al queso.

Escozor al orinar: producido porque la orina irrita el tejido inflamado de la vulva.

Dolor al tener relaciones sexuales: algunas mujeres que tienen candidiasis vaginal de repetición pueden notar dolor en las relacionares sexuales e intenso picor sin mucho flujo vaginal.

 

 

Prevenga las afecciones a la vagina

Higiene:

-Lave su vulva muy bien con abundante agua todos los días y manténgala lo más seca posible para evitar la multiplicación de bacterias.

-Límpiese de adelante hacia atrás después de defecar. Esto impide arrastrar bacterias desde el ano a la vagina.

-No use jabón o bien use un jabón neutro y sin perfume en el resto del cuerpo.

-Evite el uso de duchas y aerosoles vaginales, de papel higiénico o toallas higiénicas perfumadas, ya que contienen sustancias químicas que pueden irritar su vagina.

-Cambie frecuentemente sus tampones durante la menstruación para permitir un flujo normal de descarga.

-Si usa un diafragma, lávelo cuidadosamente, así como el aplicador de espermicida, para evitar introducir bacterias en su aparato genital.

 

Hábitos

-Su comida debe ser sana y variada. Evite el exceso de dulces o almidones que estimulan el crecimiento de bacterias dañinas.

-Una vida sexual promiscua aumenta el riesgo de infecciones vaginales, aparte de las enfermedades de transmisión sexual.

-Evite el sobrepeso. La obesidad puede promover una infección al impedir que circule aire alrededor de su vagina.

 

Vestimenta

-No permanezca demasiado rato con ropa mojada, ya que la candida prolifera en un ambiente cálido y húmedo.

-Evite usar pantalones muy apretados o panties sin una entrepierna de algodón, ya que encierran el calor y la humedad. Cualquier humedad encerrada bajo la vestimenta aumenta el riesgo de infección.

-Use ropa interior de algodón para permitir una buena circulación del aire alrededor de su vagina.

-Evite llevar ropa ajustada y sintética, especialmente si es propensa a desarrollar candidiasis. Es aconsejable el uso de ropa de algodón.

-Recambio a diario de la ropa interior y de las toallas de baño.

 

No se automedique

-No recurra a medicamentos sin antes consultar a su ginecólogo, obstetra o profesional de la salud, para describirle prolijamente sus síntomas.

-Muchos otros tipos de infecciones vaginales pueden ser confundidas con candidiasis.

 

Advertencia para su pareja

-Las afecciones a la vagina son comunes y pueden perpetuarse si ambos miembros de la pareja no se tratan. Los hombres pueden ser portadores de una infección sin darse cuenta, por lo que deben tratarse, usar condón o evitar las relaciones sexuales hasta que ambos hayan completado el tratamiento indicado.

 

Prevención

-Evite los jabones perfumados, lavados vaginales y cualquier otro producto en el agua para el baño (baños de espuma). No usar los jabones con pH ácido.

-Si es diabética, controle sus niveles de azúcar en la sangre.

 

Incidencia y factores de riesgo:

La infección por levaduras se puede presentar después de un tratamiento con antibióticos (especialmente con tetraciclinas) prescritos con otro fin terapeútico. Los antibióticos cambian el equilibrio normal entre los organismos que habitan la vagina, inhibiendo el crecimiento de las bacterias protectoras que normalmente tienen un efecto antimicótico.

Esta infección es común en mujeres que toman anticonceptivos orales que contienen estrógenos y en mujeres embarazadas. Esto se debe al aumento de los niveles de estrógeno en el organismo. El aumento del nivel hormonal ocasiona cambios en el ambiente vaginal que lo hacen perfecto para el crecimiento y la nutrición del hongo.

 

Importante

Si se presentan estos síntomas, debe acudir a su médico, cuando no esté menstruando, para investigar el origen de sus síntomas.

 

Ante la duda de presentar algún tipo de infección vaginal usted debe acudir a su ginecólogo.