CÁMARA HIPERBÁRICA

   
 

Desde 1987 nuestro Hospital cuenta con una Cámara Hiperbárica para dar tratamiento a los buzos, especialmente artesanales, que sufren del mal de presión.

La Cámara Hiperbárica es un equipo compuesto por un cilindro de acero, cerrado herméticamente, que tiene como función aumentar la presión para someter al paciente a una presión muy superior a la normal, similar a la que sufre cuando está bajo agua, en faenas de buceo.

 

 

Mal de Presión

El mal de presión o EDI (Enfermedad por Descompresión Inadecuada), se produce cuando la persona está sometida a altas presiones por períodos prolongados, lo que provoca una mayor concentración de nitrógeno en la sangre. Si el retorno a la superficie es demasiado rápido, no se alcanza a eliminar este gas por los pulmones y se transforma en pequeñas burbujas en la sangre, provocando dolores articulares osteomusculares, e incluso daño neurológico y cerebral.

Para eliminar las burbujas, el paciente debe ser descendido a la misma profundidad en que se encontraba trabajando, haciéndole ascender paulatinamente, de acuerdo a tablas de descompresión, tratamiento que puede realizarse en forma muy exacta en una cámara hiperbárica.

 

Cámara Hiperbárica por dentro.

Tratamiento para diabéticos

Hay tratamientos terapéuticos que se pueden hacer con la Cámara Hiperbárica, como por ejemplo, el que reciben los pacientes diabéticos.

En este tipo de pacientes se producen complicaciones vasculares, es decir , oclusión paulatina de las arterias que afectan la irrigación sanguínea de las extremidades, lo que favorece la aparición de heridas.

Esta falta de oxígeno en los músculos produce dolores y calambres. Además, las infecciones o heridas no cicatrizan especialmente en los dedos de los pies. Por lo tanto, el tratamiento con “oxígeno hiperbárico”, se realiza en estos pacientes para ayudar a las cicatrizaciones.

En el proceso se introduce al paciente a la cámara hiperbárica por un período de una hora, a una presión de dos atmósferas, equivalentes a 18 metros de profundidad. Con mascarilla se le administra oxígeno a un 100%, lo que permite una oxigenación mucho mayor que la administración a presión normal.

El procedimiento se realiza una vez al día hasta alcanzar 20 sesiones. Con esto se logra que los tejidos capten más oxígeno, permitiendo la cicatrización de sus heridas. El beneficio de este tratamiento es evidente e indiscutible, ya que los enfermos aceleran su recuperación.

 

Todo tratamiento en la cámara hiperbárica necesita una evaluación médica del paciente. Es muy importante la evaluación del otorrinolaringólogo, pues si el paciente tiene problemas auditivos o alteraciones timpánicas, no puede ser sometido a presiones, porque sufrirá de dolor de oídos, tampoco si está con sinusitis o estado gripal; también debe ser controlado por el oculista, para descartar glaucoma, que puede agravarse por el procedimiento.

Salvo que tenga problemas cardíacos severos, no hay contraindicaciones, es un procedimiento muy bien tolerado y no produce ningún malestar o dolor.

 

También es posible tratar a pacientes no diabéticos con cierto tipo de infecciones severas y especialmente a los intoxicados con monóxido de carbono, en lo que el oxígeno al 100% remueve el monóxido de la sangre y los tejidos. Una aplicación reciente es la que se refiere a los pacientes sometidos a radioterapia . En casos extremos, puede producirse osteonecrosis, que es la destrucción del hueso, y puede ser revertida con la oxigenación hiperbárica.

 

 

 

 

CARACTERÍSTICAS

La Cámara Hiperbárica fue construída en el año 1984 en ASMAR MAGALLANES. Esta funciona a través de las siguientes características:

- Un banco de aire comprimido, el cual es alimentado por dos compresores marca Bauer.

- Un circuito subterráneo, a través del cual el aire comprimido llega a la cámara.

- Válvulas de admisión y de descarga de aire.

- Válvulas de admisión de oxígeno.

- Dos profundímetros, que sirven para marcar la profundidad en pies.

- Manómetro de oxígeno, que sirve para medir la presión del oxígeno.

- En el interior tiene dos camillas con asientos rebatibles.

- Tiene una presión de trabajo de 75 libras.

- Sus medidas son 3.60 metros de largo y 1.40 metros de diámetro.